CHIHUAHUA, Chih.- El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, reveló que la estrategia del Gobierno Federal en el caso de Alejandro Gutiérrez, es quitarle cargos por el desvío de 750 millones de pesos que los puede involucrar y es lo que están tratando de tapar.
Señaló que las órdenes de aprehensión más importantes que se solicitaron a la PGR y que no han sido entregadas a Estados Unidos para la extradición de César Duarte, son precisamente los asuntos más importantes que involucran al exsenador Alejandro Gutiérrez por 750 millones de pesos que fueron desviados en perjuicio del erario de los chihuahuenses.
Quién cree -cuestionó-, que no están en sintonía el Presidente de la República y el Procurador General de la República para haber exonerado a César Duarte de los delitos de peculado, lavado de dinero, uso abusivo de funciones y facultades, uso de ejercicio indebido de funciones y de enriquecimiento ilícito.
“Creer que este encargado del despacho de la PGR se echó ese tiro de descargarle esos delitos nada más porque sí, no nos hagamos”, enfatizó.
Entonces qué hacer –se preguntó– ¿quedarse callados y que siga esta descomposición, en donde en horas te resuelven un asunto que comúnmente tarda de seis meses a un año, y que todos los procedimientos en Chihuahua se están adelantando y apresurando para tener los asuntos más importantes de las acusaciones contra Duarte en el ámbito federal?
Javier Corral insistió en que la estrategia del Gobierno Federal es llevarse los asuntos más importantes en contra del exgobernador César Duarte al ámbito federal, como son los casos que en su conjunto suman 750 millones de pesos en desvíos, porque es ahí donde pueden operar de manera más eficaz, como lo están haciendo.
Se trata, dijo el gobernador, de un momento muy oscuro en el país, en donde vemos una descomposición del régimen porque saben que ya se van y se quieren librar de lo más posible, “están tratando de cerrar lo más que puedan, que les pueda ser imputable a ellos o que los pueda alcanzar a ellos”.
Porque las investigaciones son sobre desvíos multimillonarios que hicieron en contra del erario del pueblo de Chihuahua, no solo para fines de enriquecimiento personal, sino para favorecer campañas político-electorales, para trasladar recursos al PRI, no solamente al PRI nacional, sino también hacia otros estados.
“Precisamente porque estos son los casos que los pueden llegar a tocar, por eso están con todo, con todo, ya sin máscaras, desatados contra nosotros”, indicó el jefe del Ejecutivo estatal.
Insistió que en la defensa de Alejandro Gutiérrez y en la protección a Duarte se están protegiendo ellos mismos y porque al presidente Peña le quedan ocho meses, en los que van a tratar de hacer lo que puedan para encargarse de los mayores asuntos.
“Esa es toda la operación que estamos enfrentando”, indicó el gobernador.

Compartir