Chihuahua, Chih.- El aspirante a la dirigencia estatal del PRI, Fermín Ordóñez, declinó esta mañana para contender por dicho cargo, y expresó su apoyo al aspirante Omar Bazán.

Ordóñez Arana, manifestó que las condiciones en las que se encuentra su partido,  lo orillaron a abandonar la contienda, para dedicarse ahora a trabajar por la unidad de los priistas.

Declaró que todo el trabajo que realizó los últimos meses, seguramente rendirá frutos en un futuro.

Cabe mencionar que la senadora Lilia Merodio, también declinó argumentando que el proceso no es transparente.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here