Chihuahua, Chih.- El factor humano concentra la mayor importancia para mantener altos estándares de calidad y precio competitivo al interior del sector de construcción de vivienda y desarrollo urbano para complejos inmobiliarios.

Consciente de esto, desde hace varias décadas el ingeniero José de Jesús Marroquín, actual director de la Constructora MaperJ, investigó y documento las nuevas tendencias mundiales para compactar y mantener en niveles positivos la relación de la empresa con los trabajadores de obra y ejecutivos, lo que se corrobora al existir rotación cero y un crecimiento profesional de muchos de ellos, al sumarse a procesos de mejora permanentes.

El ingeniero Marroquín se capacitó en cursos, diplomados y seminarios. Uno de ellos fue el denominado Performance Accelerator, Finding The Organizational Breakthrough For Effective Change, impartido por  Oxford Leadership Academy Mexico.

Su visión desde entonces es que el desarrollo urbano debe ser ordenado y con un entorno amigable para la convivencia familiar, en una responsabilidad que no solo recae en las autoridades, sino que es parte también de una preocupación de la Iniciativa Privada. Para ello –antes que nada- habría que hacer más eficientes los procesos y procurar altos niveles de bienestar y seguridad social a los colaboradores de los desarrolladores.

Las políticas en la relación con el recurso humano son encaminadas a generar un fuerte vínculo que se traduce en los mejores desarrollos y servicios, con sueldos dignos y otorgamiento de beneficios como cajas de ahorro, con aportaciones directas de la empresa; seguro de gastos médicos mayores e incluso crédito directo de la constructora al trabajador para la dotación de vivienda.

En reciprocidad se cuenta con una plantilla de colaboradores con tasa cero en rotación y muy comprometidos en su propia capacitación y en sostener el prestigio de la empresa donde muchos participan desde hace muchos años, con una actitud activa, no sólo reactiva, para beneficio de todos.

Actualmente dentro de la Constructora MaperJ participan 110 personas, como ejecutivos en distintos cargos, que se han preocupado por su desarrollo profesional -60% cuenta con maestría- y otro dato interesante es que el 90 por ciento de este personal es de sexo femenino, lo que –dicho sea de paso- ha contribuido mucho a mantener un orden y un alto estándar en servicio.

Informó el ingeniero Marroquín que la capacitación se brinda en forma permanente y los resultados han sido de lo más alentadores. Muestra de ello es que personal de la Constructora obtuvo primero, segundo lugar en el Curso de Urbanismo aplicado este año por el Instituto de Fomento a la Vivienda para el Trabajador.

El camino hacia el éxito, considera el ingeniero José de Jesús Marroquín, no es cosa de un solo hombre, sino de todos aquellos que se suman a una visión y aportan lo mejor de sí, lo cual es una realidad en la Constructora MaperJ, donde el lema es “Hacer Vivienda es Hacer Ciudad”.

Compartir