Por Eduardo Borunda
La reforma electoral propuesta el Congreso del Estado de Chihuahua ha sido ya cuestionada. El dictamen presentado en el orden día y aprobado “con carácter de decreto, por el que se reforman, adicionan y derogan disposiciones de la Constitución Política local, en materia electoral; así como de la Ley Electoral del Estado; desahogando con ello diversas iniciativas presentadas por las y los Diputados, así como por el Gobernador Constitucional del Estado, Lic. Javier Corral Jurado” tuvo un desenlace ya predecible con la votación mayoritaria del PAN y secundada por el PRI, con los votos de otros dos partidos políticos (PES y Movimiento Ciudadano), fraccionó más a los grupos partidistas que integran el H. Congreso del estado de Chihuahua.
La sesión extraordinaria convocada exprofeso para ello y desarrollada el pasado viernes deja más pendientes que resoluciones. Es decir falta una gran reforma electoral, la de este año no deja muchas satisfacciones a pesar de que hubo tiempo para conformar una comisión de análisis de la misma. También, los foros de consulta fueron pocos, si se realizaron pero fueron insuficientes para recoger todas las inquietudes y justificaran razones de peso para una reforma que parece inconclusa.
Las denuncias del propio alcalde del municipio de Juárez en contra de MORENA por supuestamente apoyar el dictamen previo ocasionó también que este partido se haya deslindado de otra supuesta alianza entre el PRI y el PAN para votar las reforma que regirá el proceso electoral local del próximo año donde habrán de elegirse a las autoridades municipales y la conformación del nuevo congreso del estado. El anuncio del PRI de apoyar la reforma lograba tener la mayoría calificada para poder hacer esa reforma constitucional y lograr consensos entre las dos principales fuerzas políticas los otros partidos políticos marcaron diferencias, construyendo un bloque opositor.
Isela Torres, diputada por el PRI precisaba que la ley no podía ser impugnada, simplemente porque era un consenso entre las fuerzas políticas. Crystal Tovar, diputada del PRD y encargada de la reforma de este año señalaba que no había posibilidades de incluir las propuestas del gobernador Javier Corral. Al final, se votó una reforma electoral que quita entre otras cosas la posibilidad de transferir votos a los partidos políticos, con ello el PAN y el PRI más concretamente logran sacudirse alianzas que les perjudicaron más que beneficiarse y prueba de ellos es la minoría con la que hoy el PRI se encuentra en el Congreso y en la mayoría de ayuntamientos (por ejemplo con casi el 25 de los votos de la elección de ayuntamiento en Juárez, sólo obtuvo 2 regidurías ¿Cómo es posible eso? No es de Dios, dirían las lavanderas).
En el fondo, el Partido Verde Ecologista de México y el Partido del Trabajo se fueron en contra de Morena por supuestamente apoyar la reforma. Los de MORENA se defendieron y alegaron de acuerdo a su propia causa. Sobre los hechos, no hay una evidente socialización de la propuesta, la argumentación fue sólo retórica sin cambiar posicionamientos, se fue directo a votar, una jornada larga, una lectura de un documento extenso que seguía leyendo y faltaban aun las discusiones. No hubo razones de un lado ni de otro, sólo un congreso como la película de identidades múltiples, un congreso fragmentado.
Los puntos clave son que los candidatos independientes que quieran reelegirse deban volver a juntar sus firmas. El apoyo de financiamiento a los independientes es mínimo. Un 3% de la votación para poder participar en la asignación de regidores y diputados de representación popular. Por lo pronto es lo que se ha escuchado y esperar el cómo y por donde fue la merma de una reforma electoral que deja, reiteradamente se ha mencionado, más pendientes que soluciones dadas.
En conclusión, los ciudadanos tenemos el voto en nuestras manos, deberán ser los ayuntamientos que voten en favor o en contra de una ley electoral que le falta salir a la luz pública, le falta ventilarse para saber exactamente cómo será la jornada electoral, el registro de candidatos, los topes de campaña, la presentación de la declaración tres de tres. Los partidos políticos tendrán que sacudirse y reactivar su lucha por las causas sociales, cumplir compromisos de campaña quienes hoy están en el poder si desean seguir en el encargo por una reelección inmediata. Lo dicho, la reforma electoral nace eclipsada, hay que convencer que era la mejor manera de consolidar una democracia chihuahuense que le aportó en años anteriores mucho a la democracia mexicana y puede hoy quedar rezagada. Los partidos políticos, se dieron el pasado fin de semana con todo… hay que sanar fracturas.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here