CIUDAD JUÁREZ.- Con asesinatos diarios y crueles matanzas entre criminales, la fronteriza Ciudad Juárez vive desde hace meses un alza de la violencia que recuerda mucho a 2010, cuando esta urbe mexicana fue la más violenta del mundo,publicó la agencia EFE.
“Ya en 2017 tuvimos varios meses con los índices muy altos y ejecuciones masivas como la de hace unos días. Cada día a hay dos o tres personas asesinadas, incluso en grupo. ¿Es un regreso al 2010? Pienso que sí”, dijo hoy a EFE la coordinadora general de la ONG Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, Imelda Marrufo.
De enero a julio, en esta ciudad del norteño estado de Chihuahua hubo 715 asesinatos, la mitad de ellos en los últimos dos meses.
Aunque lejos todavía de los niveles de antaño, pues en 2010 se convirtió en el municipio más violento del planeta con una tasa de homicidios de 229 y cerca de 3.100 víctimas, recientes sucesos han hecho saltar las alarmas.
El 2 de agosto torturaron y asesinaron a 11 personas en una casa, en una aparente venganza entre pandillas hoy rivales, Los Aztecas y La Línea.
Estas agrupaciones pelean la venta de narcóticos y trabajan con tres cárteles que buscan controlar este importante enclave para el trasiego de drogas a Estados Unidos: el de Juárez, el de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación.
“Ciudad Juárez está mucho peor de lo que yo esperaba”, reconocía este martes a la prensa la futura ministra de Gobernación de Andrés Manuel López Obrador, Olga Sánchez Cordero, en su visita para inaugurar los “Foros Escucha para Trazar la Ruta de Pacificación del País y la Reconciliación Nacional”.
Tras estos últimos sucesos, el miedo y los fantasmas del pasado crecen en esta ciudad de 1,5 millones de habitantes, un motor económico regional por su industria maquiladora.
“Está muy fuerte la inseguridad, porque donde quiera hay gente caída, niños, inocentes”, lamentó a Efe Manuel Villalobos, un cocinero de 60 años con 3 hijos y 10 nietos, que en su barrio escucha habitualmente disparos.
http://planoinformativo.com/606726/ciudad-juarez-revive-sus-peores-demonios-tras-repunte-de-violencia-nacionales

Compartir